Interés General


Fortaleciendo la justicia para el posconflicto

Fortaleciendo la justicia para el posconflicto

En el escenario de un posconflicto muchas de las zonas rurales y semirurales (municipios)  donde imperaba la ley de actores al margen de la ley van a ser ocupadas por el Estado, lo que implica necesariamente un fortalecimiento institucional para abarcar estos espacios donde estaba completamente ausente. Lo que sugiere de inmediato un trabajo fuerte de ingeniera estatal para procurar llevar todas sus instituciones a estos municipios - y no solo instituciones - sino también cobertura en servicios básicos como salud, agua potable y educación. Ahora bien, un aspecto de vital importancia en el fortalecimiento institucional es la administración de justicia, un estudio de Mauricio García Villegas (2008) revela que la tercera parte de los jueces municipales del país se encuentran en zonas de conflicto armado, esto sugiere que muchos de ellos pueden estar proclives a ataques, hostigamientos o amenazas de bandas criminales que les impidan desempeñar su labor judicial.
 
Más allá de esto, muy seguramente en el posconflicto aumentará la demanda de justicia por parte de los ciudadanos en estas zonas rurales, que han vivido en un continuo régimen de intimidación y que por fin han decidido denunciar a sus victimarios antes los jueces. Esto implica que tanto el acceso a la justicia como su administración se deben fortalecer y allí es donde el estado debe jugar un papel preponderante. Respecto del acceso a la justicia, se debe ampliar la cobertura de despachos a lo largo y ancho de los municipios del país, en donde todos y cada uno de los habitantes de las regiones pueda tener acceso a la justicia, y si estos despachos se encuentran en zonas con población afrodescediente, palanquera o indígena se debe brindar la atención bajo el precepto de un  enfoque diferencial. Procurar eliminar todas esa trabas procesales que no le permite a la gente del común acercase al aparato de administración de justicia, tener formatos únicos para ciertos procesos que le permitan a los ciudadanos expresar sus pretensiones y tener en cada despacho funcionarios que le provean asesoría a las personas que pretenden interponer una demanda o denuncia; factores que probablemente puedan fomentar el acceso a la justicia.

En lo que atañe a la administración de justicia, los despachos deben contar con un equipo técnico y humano que permita cubrir con celeridad y eficacia las demandas de justicia.  Contar con instalaciones adecuadas, bien distribuidas y con un puesto de trabajo para cada funcionario del despacho, así como personal suficiente y calificado. También,  se deben suplir las  herramientas informáticas (hardware y software) necesarias  para procesar  todos los casos.  Y desde mi punto de vista lo más importante, la seguridad con la que deben contar estos funcionarios, brindarles un esquema de  seguridad suficiente de tal forma que puedan realizar sus investigaciones y juicios de una forma imparcial, sin temor y con toda la convicción que están administrando justicia bajo el imperio de la ley. Muy seguramente, de la seguridad dependerá que la independencia judicial no se vea socavada y la gran mayoría de los casos puedan llegar a una sentencia.

Entonces… ¿Cómo se logra ésto? El fortalecimiento de la justicia debe ir de abajo hacia arriba, respetando el enfoque local o regional que se le quiere dar a la implementación de los acuerdos. En donde se debe destinar una partida de gasto, ya sea del fondo para el posconflicto o de recursos nacionales, especialmente dirigida a fortalecer a los despachos judiciales en los municipios, dinero que canalizado con absoluta transparencia y eficacia, evaluando los resultados -que por demás deben ser positivos- al inyectar este dinero a la administración de justicia. Si se piensa un fortalecimiento institucional se debe empezar por el fortalecimiento de la justicia y su rol de gran importancia que sostendrá en el desarrollo de un posconflicto, ya que muy seguramente si el habitante de estas zonas observa que la justicia funciona y lo hace de manera rápida y efectiva, poco a poco irá retornando su confianza en el Estado. 


Julián Salazar

Coordinador del Área Jurídica de Fasol.
Abogado de la Universidad del Rosario.
Estudiante de Maestría en Derechos Humanos y Democratización de la Universidad Externado de Colombia.


Comments